3 Estrategias para Posicionarte como Conferenciante de Referencia en Internet

Por | 2018-09-05T17:09:36+00:00 septiembre, 2018|Conferenciantes, speakers y ponentes|

Para convertirte en un conferenciante de referencia ya no basta con tener un mensaje potente o interesante que transmitir al mundo. Hoy en día, que vivimos en un entorno globalizado, complejo, volátil, impredecible y, sobre todo, muy competitivo, se vuelve imprescindible saber desenvolverte en el entorno digital para que tu audiencia, esa que está deseando escuchar eso que solo tú tienes para compartir, te encuentre.

Por eso se hace indispensable dedicarle tiempo y recursos, no sólo a diseñar una cuidada estrategia para posicionarte y diferenciarte como orador, sino trazar un plan estratégico en el tiempo para implantarla. Lamentablemente, a veces, la impaciencia, las prisas o la propia necesidad no son buenas consejeras y hacerte un blog, abrir perfiles sociales al tuntún, empezar a publicar contenidos, grabarte un vídeo…sin apenas pensar y de una forma desorganizada por eso de que “hay que estar en Internet”, puede llegar a ser incluso contraproducente.

Vamos a ver cómo le contamos al mundo quién eres, qué aportas, cuál es tu propuesta de valor, por qué te tienen que elegir a ti y qué tiene de atractivo tu proyecto.

3 Estrategias de Marketing para Speakers

#1 Trabaja tu marca personal

Mucho se ha hablado hasta la fecha sobre branding personal, pero ¿tienes claro de qué se trata? La pregunta clave cuando abordamos este tema es: ¿qué dice la gente de ti cuando tú no estás presente?

Crear una marca personal en el sector de las conferencias es tan sencillo como mostrarle al mundo quién eres y lo que haces, y tan complicado como transmitir con claridad en qué eres especialista, cuáles son tus valores, en qué te diferencias de otros ponentes, cómo les puedes ayudar a resolver algún problema, para quién hablas y, sobre todo, cuál es la misión, el sentido y el para qué que está detrás de todo lo que haces como profesional y…¡como persona!.

Ten claro que siempre dejamos una huella en los demás, aunque no seamos conscientes de ello. Por eso, diseñar una estrategia de branding personal y emprender acciones intencionadas orientadas a crear la percepción que te interese en tu público objetivo es un paso clave para posicionarte como ponente de referencia.

Si aceptas el reto de mejorar la imagen digital que muestras a los demás y quieres convertirte en un perfil visible dentro de buscadores tan usados como Google o de redes profesionales como LinkedIn (plataforma de reclutamiento por excelencia), lo mejor es que te marques una hoja de ruta que te ayude a crear y desarrollar una marca profesional reconocida.  Esto, además, te permitirá en el futuro tener más visibilidad, notoriedad y autoridad, y atraer nuevos proyectos, nuevos clientes y… por qué no…posibles cambios laborales.

#2 Conviértete en un referente

Ser especialista en algo está muy bien, pero ser un referente en tu tema te eleva a un nivel superior. Posicionarte como líder en tu sector o en una determinada temática es otro paso clave en este proceso de crear y ocupar tu espacio en el mundo digital.

Y déjame decirte algo: para ser un conferenciante líder en tu sector tienes que demostrar a tu público que eres experto en lo que cuentas. ¿Cómo se hace esto? Aporta valor. Y, sobre todo, sé coherente. La coherencia en la comunicación es un valor decisivo.

Una de las acciones que mejor funcionan es crear y compartir contenidos de valor en el blog de tu página web. El blog es tu carta de presentación. Es el lugar donde le muestras al mundo quién eres, qué haces y en qué eres experto. Fabián González, por ejemplo, es un speaker de referencia que ha sabido hacer esto muy bien. Yo me leí este verano su libro “Tu marca profesional: conecta tu profesión con tu pasión” y os animo a que descubráis el novedoso Método 4D.  No quiero hacer un “spoiler” de sus páginas pero, en él vas a encontrar todo cuanto necesitas saber para convertirte en un profesional influyente. Te va a ayudar, además, a descubrir tus talentos y habilidades,  diseñar un plan con objetivos claros, así como estrategias de relaciones públicas y de Internet 2.0 para posicionar tu Marca Profesional, sin descuidar los aspectos corporativos de liderazgo y trabajo en equipo esenciales para el funcionamiento óptimo de cualquier negocio.

Por otro lado, los vídeos se han convertido en formato preferido en los últimos años y, según los expertos en influencia digital, todo apunta a que su eficacia irá en aumento. Darle vida a tu propio canal de YouTube puede ser un movimiento estratégico en tu posicionamiento como conferenciante. Y es que el poder del audiovisual para cambiar el mundo es realmente potente.

Eso sí, siempre con un plan bien definido, pasito a pasito, preocupándote en conocer a fondo a tu audiencia objetivo, cuidando y escuchando activamente en las plataformas sociales a tus clientes y analizando tu competencia. Es increíble lo que se puede aprender de otros y, no hay más que dar un vistazo a lo que otros speakers se inventan para conseguir más seguidores o tener impacto en los medios. ¡La creatividad al poder!

#3 Trabaja tu presencia en redes sociales

Las estrategias anteriores estarían incompletas sin una presencia fuerte en las redes sociales. Pocas personas quedan fuera de ellas. ¡Tu público está ahí y debes sacarle partido!.

Las redes sociales son tu canal de influencia, es donde tu audiencia se entera de qué tienes para ofrecerles y es el lugar donde puedes conectar y crear comunidad. Haz que la gente interactúe, sin olvidar el mostrarte cercano, accesible, coherente y…¡auténtico!.

Por otro lado, tu presencia virtual crea y refuerza tu marca personal. Aunque ojo, ¡nunca olvides la estrategia! Asesórate bien si te conviene estar en LinkedIn, Twitter, Facebook, Youtube,…

Aquí tienes, por ejemplo, algunos trucos para potenciar tu imagen en Instagram, la red social que más crece en cuota de mercado en 2018, según un estudio presentado recientemente por IAB Spain, la Asociación de publicidad, marketing y comunicación digital en España.

Pero, ¿debemos estar en todas las redes sociales? Esto será motivo de otro post, aunque os adelanto algo que, aunque parezca básico y obvio, a veces parece que se nos olvida. La respuesta es clara: debemos seleccionar aquellas plataformas que nos permitan lograr los objetivos que nos hemos fijado y concentrar en ellas nuestros esfuerzos. Es una cuestión de focalizar nuestros esfuerzos en las redes sociales en las que se encuentra nuestro público objetivo (por eso es necesario definirlo) y de evitar la dispersión.

Y tú, ¿qué estrategias de marketing estás poniendo en marcha para posicionarte como orador de referencia en el mundo digital?

El autor del contenido es

Laura López Basulto

¡Es tu turno! Opina y deja tu comentario