Supera tu Cima: lo imposible no existe

Por | 2017-02-16T03:45:04+00:00 febrero, 2017|Lecturas recomendadas|

L@s que me conocéis sabéis que, aparte de gustarme escribir como mero hobby, me encanta leer. De hecho, hay algún que otro libro que me atrevo a decir que cambió mi vida para siempre, como el conocido “Donde tus sueños te lleven”, de mi amigo Javier Iriondo.

David, un escalador experto, pierde a su compañero en el Himalaya. Al regresar a casa, David, incapaz de superar la tragedia, cae en una profunda depresión hasta que Joshua, un misterioso maestro, aparece en su vida. A través de las historias y cuentos de este guía espiritual, David se libera de su dolor y sus miedos, descubriendo una nueva fuerza en su interior.

Y es que hay lecturas que realmente son inspiradoras, como se llama ahora en la jerga empresarial a todo aquello que te sugiere, estimula, provoca o tienta, y que, en definitiva, te hace cambiar tu perspectiva de entender y mirar las cosas desde otro ángulo.

¿Quién no recuerda una de esas frases famosas de película como la de Will Smith en En busca de la felicidad?:

Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo.

Por ello, me gustaría rescatar un libro, también cargado de aprendizajes y que aporta una perspectiva original desde la experiencia vital de alguien que se propone hacer algo osado, difícil y que, aparentemente, supera sus posibilidades reales, pero que acaba consiguiéndolo.

Se trata de “Supera tu cima” un libro a través del cual puedes aprender cómo alcanzar el éxito afrontando las dificultades que se te presentan y disfrutando de tu propio camino, escrito por Sebastián Cebrián Gil , Director general de la Asociación de Directivos de Comunicación (Dircom) y  la Fundación para el desarrollo de la comunicación en Iberoamérica (Fundacom), profesional de reconocido prestigio con amplia experiencia en puestos de Dirección de Comunicación (Fremap, Grupo Carrefour, Tecnipublicaciones, Wolters Kluwers, Grupo IP, El Mundo, El Independiente, la SER) y en el ámbito académico (IE Business School, UCM, Pompeu Fabra, EOI, Carlos III, EAE y ESDE,  entre otras instituciones académicas).

En él, nos describe nueve pasos que te permitirán alcanzar cualquier meta que te propongas.

1) Anticipa

Cuando te vas a enfrentar a un nuevo reto, debes saber que siempre puede haber adversidades. Nunca puedes asegurar que tu plan vaya a funcionar a la perfección. Pensar eso, es irrealista. Para que todo funcione de la mejor forma y alcanzar el éxito en cualquier proyecto vital es muy importante poder anticiparte a las eventualidades y problemas que puedan surgir, para que no te pille desprevenido.

Recordad el caso de Kodak. Fue una de las grandes empresas del mercado de películas fotográficas durante todo el siglo pasado, e incluso uno de los primeros fabricantes de las famosas cámaras digitales. Pero la compañía no supo anticiparse ni adaptarse a los nuevos tiempos hasta que fue ya tarde. Canon, Nikon o Sony, entre otros, supieron aprovechar la oportunidad, mientras Kodak se quedó atrás y no pudo remontar.

2) Adapta

A veces, cuando te enfrentas a un problema o un reto, has de saber adecuar y adaptar tus acciones y pautas a la situación concreta de cada momento. No se trata de conformarte ni resignarte, sino amoldarte para conseguir lo que deseas.

Hasta los mismísimos Cuadernos Rubio que conocerás desde la escuela han sabido reinventarse y se han introducido en el mercado de apps. La historia de esta empresa es realmente apasionante. Una estafa fue lo que la hizo crecer. El fundador había confiado a un comercial la distribución de los cuadernillos en los colegios, pero este en lugar de ofrecérselos a los profesores, los vendía en las papelerías. Actualmente, la compañía ha realizado una gran apuesta por el mundo digital y en el primer mes de vida la aplicación iCuadernos obtuvo 54.000 descargas. A través de la tienda online se venden cada año más de 35.000 cuadernos. Desde su creación se han editado más de 300 millones de Cuadernos. Impresionante, ¿no?

3) Equilibra

Está muy bien ilusionarte por todo lo alto. Soñar es gratis. Pero también hay algunos momentos en que no puedes dejarte llevar únicamente por los sentimientos y las emociones, sino por la cabeza y el sentido común. De otra forma, podrías llegar a planteamientos entusiastas pero nada rigurosos.

¿Qué piensas que pasaría si invirtieras en bolsa dejándote llevar únicamente por tus impulsos o tu intuición? Seguramente cometerías muchos errores. Si no, mira cuántas personas han llevado a la quiebra incluso a sus familias por un simple impulso. Es importante, por tanto, encontrar una balanza entre lo racional y lo emocional.

 4) Equipo

Cuando trabajas en equipo, es esencial que cada persona tenga un rol definido y lo cumpla. Debes saber lo que se espera de ti en cada momento, alinearte con los objetivos globales de tu grupo y acatar las directrices del líder. Así cada uno sacará lo mejor de sí en cada momento.

En el informe Adecco de España vemos cómo los expertos en RRHH consideran que una de las principales cualidades que deberán tener los trabajadores en el 2020 serán las habilidades de colaboración y, especialmente, el trabajo en equipo, aunque está claro que este factor ya es clave hoy en día en cualquier empresa y país.

5) Confía

La propia seguridad, la autoestima y la confianza en uno mismo se relacionan entre sí.

Steve Jobs, cofundador y CEO de la empresa Apple, fue despedido de la compañía que él mismo había creado. En lugar de lamentarse, trabajó duramente durante años para fundar NeXT Computer, otra compañía informática más enfocada a los profesionales, científicos y académicos. Gracias a ella, desarrolló y probó nuevas tecnologías, algunas de las cuales fueron claves para el futuro de la compañía de la manzana. En 1996 Apple anunció la compra de NeXT por 429 millones de dólares, de forma que Jobs volvió a formar parte de su primera compañía. Si se hubiera conformado y no hubiera confiado en sus capacidades, probablemente ni él ni la empresa hubieran sido tan reconocidos.

6) Lidera

El líder es el que es capaz de convertir la visión en realidad, el que marca el camino, el que diseña las estrategias, el que hace que los demás le sigan y realicen los roles y funciones que les corresponden para conseguir un objetivo común.

Según un estudio de Deloitte 2016, el 89% de ejecutivos considera una prioridad la necesidad de fortalecer, mejorar y reestructurar el liderazgo de la organización.

7) Supera

No pienses que no puedes. Si no intentas mejorar, nunca vas a hacerlo. Sólo con quererlo puedes conseguir alcanzar hitos inimaginables y alcanzar cimas imposibles. Cuenta, además, con buenos referentes para mejorar e inspirarte.

No puedo dejar de pensar en el caso de JK Rowling, conocida por ser la creadora de la aclamada serie de libros Harry Potter. Mujer luchadora y altamente resiliente, cuando la vida parecía darle la espalda y se encontraba ante una situación que consideraba imposible de afrontar por verse arruinada, publicó su primera obra, y logró un gran éxito con ella. Ahora tiene una gran fortuna y, desde luego, su primer libro no fue el último.

8) Motiva

Si quieres alcanzar el éxito has de estar motivado. La motivación se percibe, se transmite e influye de forma positiva en todos cuantos te rodean.

Compañías de prestigio como Google o Facebook saben motivar a sus trabajadores sin que pierdan la perspectiva de sus funciones, porque saben que los empleados motivados son sinónimo de éxito seguro. Por ejemplo, Google ha sido considerada durante años como la mejor empresa para trabajar y los resultados financieros de Alphabet en el 2016 han seguido siendo muy buenos.

9) Aprende

Cuando tienes un objetivo y lo consigues, solo piensas en lo que has logrado y no en el camino recorrido. Sin embargo, de los errores sí recuerdas cada paso. Esto no debe ser así.

Uno de los directores más reconocidos y populares de la industria cinematográfica mundial, Steven Spielberg no lo tuvo nada fácil, e incluso fue rechazado 3 veces en la universidad que quería estudiar. Pero siguió su carrera profesional por un mundo del cine que le apasionaba  y, a día de hoy, según la revista Forbes, su fortuna supera los 7 mil millones de dólares estadounidenses.

Debes aprender de las experiencias que vives hasta que alcanzas tus objetivos, disfrutando del camino más que pensando en el final. Lo que haces y lo que decides son parte de tus logros. Para superarte, debes saber que los éxitos son proporcionales a tus propios límites.

“Lo único que está entre tu meta y tú, es la historia que te sigues contando a ti mismo de por qué no puedes lograrla”

Lidera y toma tus propias decisiones

Como dice el refrán, “quién tiene boca, se equivoca”. Pero es mejor intentar hacer algo y tomar decisiones, aunque luego no salgan bien, que quedarte impasible resignándote a algo que no quieres o esperando que sea del agrado del todo mundo. En ese sentido, es importante ser a veces algo “osado” y atrevido para buscar en lo desconocido y abrirse al mundo. ¿Cuántas veces hemos oído hablar sobre los beneficios de salir de nuestra zona de confort? ¿O el poder de creer en nosotros mismos y eliminar los pensamientos limitantes que tenemos?

En un contexto de cambios, globalización y transformación digital como el actual, son muchos los que buscan referentes en otras personas, sin ser incluso conscientes de que es necesario liderarse a uno mismo para poder liderar a los demás. Nuestro instinto de supervivencia nos obliga a cambiar como personas, aventurarnos en un territorio desconocido y sacar lo mejor de nosotros mismos incluso convirtiéndonos, en ocasiones, en la salvación de los que nos rodean.

En definitiva, superar la cima normalmente pasa por cometer errores, aprender de los demás, atravesar situaciones adversas, pasar una gran cantidad de obstáculos, sufrir de dolor emocional, educar tu capacidad de sufrimiento,…siendo consciente de que, al final, uno es dueño de su vida y el que ha de tener la última palabra.

“Es preferible un fracaso del que podamos aprender, que un éxito de una vida que no deseamos tener”.

El poder de la automotivación y el aprendizaje

Vivimos en un entorno cada vez más complejo, competitivo y exigente en el que, en ocasiones, nos abraza el desánimo y la auténtica desmotivación. Y esto nos suele pasar tanto en el ámbito personal como laboral. Por ello, es crucial mantener esa“gasolina” o “chispa” dentro de nosotros que nos ayuda a conseguir nuestros objetivos y nos impulsa a hacer o continuar haciendo cosas, que quizás normalmente no haríamos. Guiarse por el deseo intrínseco de sacar lo mejor de uno mismo, no perder el tiempo juzgando, admitir nuestra humanidad, ser auténtico y capaz de mirar con perspectiva son, además, otros ingredientes de las personas que nunca eligen el camino fácil para conseguir lo que quieren, sino el más interesante.

El amor propio, el afán de superación constante, el deseo de desarrollo y crecimiento personal y, sobre todo, el ser perseverante son otros ejemplos de las claves del éxito en cualquier aspecto de la vida. En los inicios, es relativamente fácil estar motivado para conseguir los objetivos porque se piensa en el resultado final, pero después quizás tengas que hacer un ejercicio de voluntad para terminar la tarea.

“El noventa y nueve por ciento de los fracasos vienen de personas habituadas a dar excusas.”

A mí me funciona pensar que la inversión en tiempo y esfuerzo no suele ser lineal al progreso y que los comienzos casi siempre precisan más del tiempo que habíamos presupuestado.

Y tú, ¿Te atreves a soñar? ¿Estás ya en el camino para superar la cima?

 

El autor del contenido es

Laura López Basulto

¡Es tu turno! Opina y deja tu comentario